Sostenibilidad en los pies

2021-12-06 | Por Brazilian Footwear

N

No es nuevo hoy en día que la sostenibilidad llame la atención del mercado. La investigación indica que el "argumento verde" ha ido ganando importancia en el imaginario del consumidor, en un movimiento influenciado por las tendencias globales. Según la investigación de Economist Intelligence Unit (EIU), encargada por WWF y realizada en 54 países, donde vive el 80% de la población mundial, la demanda online de productos sostenibles ha crecido un 71%. Como no podía ser diferente, la mayor concienciación del consumidor ha ido empujando el mercado en diversos sectores, entre ellos el calzado. "La tendencia de la sostenibilidad es global. A pesar de ser impulsado por los países más desarrollados, especialmente en Europa, es un fenómeno que se ha estado produciendo en economías emergentes, como Brasil. Semanalmente recibimos preguntas, especialmente de importadores, en busca de proveedores sostenibles aquí en el país", dice la Coordinadora de Promoción Comercial de la Asociación Brasileña de Industrias del Calzado (Abicalçados), Letícia Sperb Masselli, señalando que la oferta de calzados brasileños sostenible se puede encontrar en BrazilianFootwear.com. El proyecto brazilianfootwear.com es parte del programa Brazilian Footwear, promovido por Abicalçados en asociación con la Agencia Brasileña para la Promoción de Exportaciones e Inversiones (Apex-Brasil) desde el año 2000. El objetivo de la acción es promover y calificar las exportaciones brasileñas del sector a través de acciones comerciales y de promoción de imagen con compradores internacionales. 

 

La tendencia de la sostenibilidad es global. A pesar de ser impulsado por los países más desarrollados, especialmente en Europa, es un fenómeno que se ha estado produciendo en economías emergentes, como Brasil.

Creditos: Boaonda
Creditos: Boaonda
Creditos: Boaonda
Creditos: Boaonda
Boaonda

Fundada en 2008, Boaonda nació con la sostenibilidad como parte de su modelo de negocio. En Sapiranga/RS, donde tiene 300 empleados que producen más de 1 millón de pares a cada año, la empresa invierte en materiales innovadores y producción con alto valor agregado en tecnología e innovación, implementando y siguiendo los principios de sostenibilidad y estándares internacionales de calidad. "La sostenibilidad es, para Boaonda, más que una tendencia del mercado es una nueva perspectiva de vida. Por eso implementamos el proyecto Walking To The Future, que impulsa un viaje hacia el futuro a través de acciones inmediatas con resultados a mediano y largo plazo, a través de tres soluciones de desempeño: social, cultural y económica", comenta Letícia Vaccari Tatim, coordinadora de marketing de la empresa.

En el proyecto Walking To The Future, la compañía promueve una serie de acciones en el área de sostenibilidad. En el ámbito social, cuenta con la construcción de alianzas con instituciones, personas y marcas con fines similares, como collabs con el ciclista Beto Bike, el artista plástico Jackson Brum, Discovery Channel y apoyo al Proyecto Arborizar, que tiene como objetivo aumentar las especies arbóreas en las ciudades y llevar la educación ambiental a las escuelas. En el área cultural, el proyecto cuenta con una consultoría especializada en sostenibilidad para orientar las acciones y llevar informaciones sobre el tema al personal, para que puedan aplicarlas en su vida diaria. En el área de economía, lo más destacado es la creación de la Línea Hope, que tiene el 60% de los materiales utilizados del reciclaje - reutilización de residuos TR y EVA.  "Además, Hope se produce con emisiones de CO2 súper reducidas, energías renovables, no hace uso de materiales animales y tiene el 95% de sus residuos reutilizados", explica Letícia.

También en la línea Hope, Boaonda está lanzando una asociación sin precedentes con Discovery Channel para fomentar las actividades al aire libre. Son tres modelos, las zapatillas Evo, Babuche Flow y el slide nube Soft, que pueden volver a la producción después de su uso, en el contexto de la logística inversa. "Estamos felices de estar juntos por algún tiempo en esta provocación por el movimiento del sector hacia un escenario más sostenible y consciente. Poder ver a más y más empresas iniciando este movimiento es satisfactorio, después de todo se trata de nuestro planeta y consumo

Grendene

Otro gigante del sector del calzado brasileño que se ha ido destacando es Grendene. El gerente de Desarrollo Sostenible de la empresa, Carlos André Carvalho, señala que durante años Grendene se ha comprometido a reducir los residuos, garantizar una mayor eficiencia en los procesos, investigar y desarrollar materiales con menos impacto, reciclar productos fomentando prácticas circulares a través de sus propios programas de logística inversa y contribuyendo al bienestar de los empleados y las comunidades donde están las fábricas. "Hoy en día, observar aspectos de la sostenibilidad también es observar las tendencias de los consumidores. Además, la sostenibilidad se manifiesta cada vez más en la evaluación financiera de las organizaciones y observar aspectos sociales, ambientales y de gobernanza permiten reducir los costes, el diagnóstico de riesgos, el celo por la imagen, la reputación y una mayor preparación para la gestión de crisis", destaca.

En cuanto al producto, Grendene ofrece al mercado nacional e internacional productos sin nada de origen animal y elaborados con PVC 100% reciclable, no tóxico y libre de sustancias peligrosas. Actualmente, la empresa celebra tener un portafolio de productos 100% veganos registrados por Vegan Society. Carvalho cita algunas líneas de calzado que están evolucionando para reducir aún más los impactos ambientales, entre ellas Melissa Free, el primer monobloque de la marca en EVA derivado de la caña de azúcar, fabricado con 20% de carbono renovable y que emite hasta un 65% menos de gases de efecto invernadero en su producción; Melissa Flox M, hecha 100% con material reciclado; Rider R4, playera producida con los principios de recreación, reducción, reutilización y reciclaje; Ipanema Recria, hecha con material reciclado y cáscaras de arroz, 100% reciclables y cuenta con colectores de logística inversa en más de 400 tiendas para estimular la correcta eliminación del calzado sin condiciones de uso.

Fundada en 1971, Grendene produce más de 250 millones de pares de calzados anualmente y emplea a casi 20,000 personas en sus unidades Farroupilha / RS, Fortaleza / CE, Sobral / CE y Crato / CE

Creditos: Grendene
Creditos: Grendene
Creditos: Bibi Bibi
Creditos: Bibi Bibi
Creditos: Bibi Bibi
Creditos: Bibi Bibi
Bibi

También con un fuerte desempeño en el área de sostenibilidad, Bibi es una de las industrias de calzado infantil más tradicionales de Brasil.  La presidenta de la empresa, Andrea Kohlrausch, comenta que la sostenibilidad forma parte del ADN Bibi, que desde hace muchos años produce calzados infantiles con materiales no tóxicos y siguiendo las más estrictas normas internacionales y residuos industriales reciclados o coprocesados, no siendo enviados a vertederos. "Bibi tiene como objetivo promover el crecimiento sostenible en todos los frentes del negocio. De esta manera, anunció una serie de compromisos basados en ESG para 2030. En cuanto al ámbito medioambiental, la marca espera conseguir que el 100% de los productos fabricados cumplan la norma Reach (Reglamento N.º 1907/2006 del Parlamento Europeo) en materia de toxicidad", proyecta la empresaria.

Con respecto a los productos, todo el calzado producido por Bibi tiene características sostenibles, ya que todos los procesos de fabricación tienen en cuenta toda la cadena de suministro. Uno de los grandes momentos destacados es el Bibi Eco. El calzado está hecho de serrín, botellas de PET, cáscaras de arroz, fibras de bambú y materiales reutilizados de la producción de las fábricas de la marca.Andrea evalúa que la empresa siempre está atenta a las posibilidades de insertar acciones y productos sostenibles en su variedad de productos. "Hoy en día, los consumidores están más atentos a estos temas y tenemos que mantenernos al día con los cambios e intereses de nuestros clientes, así como proporcionar un futuro mejor para nuestros pequeños. Bibi cree que el papel de las marcas despierta la curiosidad por la sostenibilidad y fomenta el cuidado que el medioambiente necesita", dice.

Fundada en 1949, Bibi emplea a 1.300 personas en sus dos unidades, en Parobé/RS y Cruz das Almas/BA. La producción es de más de 2 millones de pares por año, y el 20% se destina a la exportación. 

Piccadilly

El fabricante de calzados femeninos Piccadilly Company es uno de los ejemplos positivos del sector del calzado en el ámbito de la sostenibilidad. La vicepresidenta y directora de producto de la empresa, Ana Carolina Grings, señala que, consciente de que la sociedad y los mercados se están transformando rápidamente, completando la transición hacia una sociedad más sostenible, circular y baja en carbono, la empresa ha insertado en su día a día una estrategia ESG (Environmental, social and corporate governance) y con sostenibilidad corporativa. "Una estrategia de sostenibilidad presupone un compromiso de mejora continua, con la planificación y ejecución de proyectos y acciones ambientales, sociales, económicas y culturales, alineadas con la política y los objetivos de la compañía. Además, no hay forma de hablar de sostenibilidad sin inspirar e involucrar a toda la cadena de valor", dice el ejecutiva, señalando que los consumidores "no le importa lo que dices, sino lo que haces con lo que dices".Según ella, el tema de la sostenibilidad es algo que ha sido cada vez más valorado, especialmente por las nuevas generaciones. "Esto coloca a la marca en primer lugar en el mercado, valorando la imagen de la empresa, agregando valor percibido al producto,además de brindar un lugar más interesante, por el mayor valor agregado", agrega.

Entre los aspectos más destacados de Piccadilly se encuentran precisamente su calzado, todo elaborado con materia prima libre de origen animal y que no dejan residuos en el medio ambiente. "Nuestros productos están hechos con PrimeTech, un material único de alta calidad, súper suave, práctico para la limpieza, con tratamiento antimoho y antibacterias, y repelente al agua. También contamos con la zapatilla So.Si ECOAR,  que tiene cada par fabricado con 3,5 botellas de PET retiradas del medioambiente y residuos recuperados de la industria textil, además de la línea Marshmallow, 100% desarrollada con EVA reciclable", comenta Ana Carolina.

Con 66 años en el mercado, Piccadilly cuenta con 1.500 empleados en dos unidades en Rio Grande do Sul y vende más de 5 millones de pares anualmente todos los años, el 35% de ellos a más de 100 países.

Creditos: Piccadilly
Marcas